MasterMagazine

Usar Google para convertir unidades y monedas


Pese a que en distintos momentos de la historia se ha buscado unificar los diferentes sistemas de pesos y medidas, esto ha sido imposible a nivel universal, y a día de hoy no todos los países utilizan el sistema métrico decimal, así como tampoco utilizan el llamado imperial. Igualmente pasa con las monedas, ya que cada país tiene la suya, con la excepción tal vez de los países que se han agrupado bajo el sello del Euro (€), y de los países demasiado pequeños como para acuñar su propia moneda, como Andorra o San Marino (ambos ubicados en Europa).

De ahí que a alguien que por algún motivo deba convertir de forma continua unidades de medida, peso o volumen, o monedas, necesite de un software específico, una aplicación, o bien algún servicio online (caso de la moneda puesto que sus cotizaciones varían diáriamente).

No obstante, y gracias a Google, no vamos a tener que necesitar ninguno de estos elementos, pues es el buscador mismo el que nos va a proporcionar dicha información.

¿Extrañado? Recuerda que puedes tener el concepto de Google como un buscador por palabras clave, es decir, una extensa base de datos en la cual un robot (un software, de hecho) busca qué entradas coinciden con el término o términos que estamos buscando, pero Google quiere ser desde su fundación algo más, un objetivo reconocido por Sergey Brin y Larry Page.

Es por ello que, a determinadas entradas, Google responde como si fuera una línea de comandos, devolviéndonos no una serie de resultados concretos, sino el producto de ejecutar unas instrucciones.

Es lo que pasa cuando le “preguntamos” por una conversión de unidades; si, por ejemplo, quisiéramos saber cuantos kilómetros son una milla, sólo haría falta preguntárselo:

Google_conversor_1

Vemos que la estructura de la pregunta es, en este caso:

{Cantidad en números de la unidad que queremos convertir} {Unidad de origen a convertir} en {unidad de destino}

Otro ejemplo práctico sería con los pesos, convirtiendo de libras a kilos:

Google_conversor_2

Incluso podemos realizar conversiones aparentemente más complicadas, como pies cuadrados a metros cuadrados:

Google_conversor_3

Siendo siempre, y como vemos, la sintaxis idéntica.

Ahora pasemos a algo que necesita un refresco de datos mucho más abundante, puesto que las relaciones entre pesos, dimensiones o velocidades de los distintos sistemas, ya están fijadas y son estáticas: la moneda.

Utilizando el mismo patrón, vamos a preguntarle a Google cuantos euros son mil dólares:

Google_conversor_4

Y vemos que la mecánica es la misma. Sin embargo, si lo calculamos otro día, y debido a las fluctuaciones entre monedas, el resultado va a variar ligeramente.

La misma Google ya advierte que la información de cambio (proporcionada por CitiBank) no es útil para la realización de transacciones en divisas, puesto que el mercado evoluciona con tal rapidez que es imposible asegurar una tasa de cambio. Por ello es mejor, que en el caso de consultar el cambio para operaciones financieras, nos dejemos guiar por las herramientas que nos proporciona nuestra entidad bancaria, o nuestro corredor de bolsa.


Por Guillem el 16/01/2016

Historias relacionadas

Volver al inicio