MasterMagazine

Unas reglas muy básicas de SEO


SEO
Todos leemos mucho en Internet, aunque no todos escribimos en la Red de redes, pese a que ello es muy fácil desde hace unos años, con el advenimiento del formato blog y las herramientas para crear y gestionar una de estas publicaciones.

Pero si bien escribir es fácil (solo escribir; hacerlo bien ya es harina de otro costal), las reglas de Internet hacen que el juego cambie respecto a los textos impresos por varios factores, entre ellos el llamado "posicionamiento en buscadores".

El SEO (Search Engine Optimization, lo mismo pero en inglés) define unas reglas propias basadas en la naturaleza de herramientas de clasificación de páginas web y búsquedas como Google o Yahoo!

Estas necesitan de una serie de elementos para afinar sus resultados, además de ofrecer otras posibilidades para refinar la búsqueda y, por lo tanto, que los creadores de contenidos rellenen estos espacios necesarios.

A continuación os ofrezco una serie de consejos básicos de SEO, unas líneas maestras con las cuales abordar la construcción de un texto simple, proporcionándole unos factores que ayuden a mejorar un poco su posicionamiento en las bases de datos de los principales buscadores.

Empecemos por lo primero que se ve en cualquier texto: el título. Nunca debe sobrepasar los 60 caracteres pero, dentro de este espacio, tenemos que intentar que sea lo más llamativo posible, no tanto por el SEO, si no para intentar destacarlo de otro artículo en similar posición ante los lectores, pero la longitud máxima sí debe estar acotada como parte del SEO.

Un elemento que añade puntos a nuestro posicionamiento es el destacar palabras o frases clave en negrita. Con ello, además, el lector puede hacer una lectura rápida (lo que se conoce en el argot como “en diagonal”) de nuestro texto.

Y aquí, una confesión: a mi no me gusta incluir negritas en mis textos. Siempre me ha dado la sensación de que los artículos son para leerlos enteros o no leerlos, pero ciertamente en el mundo de hoy en día en el que sobra la información y escasea el tiempo, esta se convierte en una buena ayuda para el público además de sumar puntos.

Los párrafos deben ser breves, 3 o 4 líneas a lo sumo. Es una norma que a mi, personalmente, a veces me cuesta de cumplir... Eso sí, todo el texto debe contener, como mínimo, 300 palabras.

En cualquier gestor de contenidos tenemos varios elementos de posicionamiento que son de obligada cumplimentación para que el SEO nos ayude: el extracto, las palabras clave (keywords) y las etiquetas.

Como recomendación, es mejor tener siempre mayor número de keywords que de etiquetas. Añadamos las etiquetas justas y necesarias, como por ejemplo los nombres de las empresas implicadas en el texto, las personas, y los productos, mientras que en las keywords podemos ser más genéricos.

Por ejemplo, si hablamos de un nuevo modelo de auto marca Ford, las etiquetas podrían ser Ford y coche, mientras que en las keywords podríamos tener: Ford, coche, vehículo, automóvil, presentación, nuevo Ford,....

Y, para terminar una aclaración y un consejo. La aclaración es que el hecho de posicionar un solo artículo no nos da ningún tipo de mejora o ventaja sobre la competencia, si no que tendremos que ir posicionándolos todos para notar los beneficios, pero estos van a llegar sin duda.


Por Guillem el 23/11/2014

Historias relacionadas

Volver al inicio