MasterMagazine

Nokia vende su sede central en Espoo


La fabricante finlandesa de telefonía móvil ha vendido su sede central en la población también finlandesa de Espoo a una compañía inmobiliaria. Pese a esto, Nokia no abandonará las dependencias, puesto que se quedará en régimen de alquiler.

Desde la empresa se indica que el negocio inmobiliario no entra en los planes de Nokia y que, por lo tanto, esta se irá desprendiendo de sus posesiones a medida que vayan saliendo buenas oportunidades.

Esta noticia no habría pasado de anecdótica en cualquier otro caso, pero no es así en una Nokia que está sufriendo un completo escrutinio público sobre cualquier acción que lleva a cabo. Tras optar por Windows Phone en el marco de una alianza con Microsoft que ha dado mucho que hablar, la finlandesa ha caído del primer puesto como vendedor al tercero, y su opción ha sido puesta en tela de juicio pese a que numerosas previsiones de mercado a medio y largo plazo dan un sustancial porcentaje de a la plataforma de Microsoft, por lo que las posibilidades de una parte significativa del pastel para Nokia -aunque inferior a la que históricamente había detentado- son amplias.

No es plausible que la compañía se haya desprendido de su sede para financiarse. Nokia está obteniendo pérdidas en cada ejercicio, pero era algo previsible mientras se llevaba a cabo el cambio de plataforma, y lo obtenido a cambio de su sede central no será -probablemente- una cifra suficientemente alta como para afectar significativamente a su devenir operativo.

Nokia juega ahora contra el reloj ¿se le acabarán sus reservas de dinero antes de que el flujo de ingresos procedente de las ventas de los nuevos terminales con Windows compense las pérdidas? Según varias voces, está consumiendo sus voluminosas reservas a un ritmo superior al previsto e insostenible.

En paralelo a esta noticia, sale a la luz que la fabricante finlandesa no ha tenido nunca en cuenta a Android como plataforma para sus smartphones. Este rumor había planeado constantemente sobre ella, e incluso se afirmaba desde algunas voces la existencia de un "Plan B" por si Windows Phone no obtenía los resultados esperados, un plan de reserva que contemplaría sacar al mercado terminales con Android.

Probablemente dichos rumores respondan más a las ganas de algunos de ver teléfonos con marca Nokia funcionando con Android que a indicios de lo que podría gestarse realmente en la sede de Espoo, pero las declaraciones de Doug Dawson en Twitter no ofrecen lugar a dudas: los puestos de trabajo anunciados que guardan relación con la plataforma de Google tienen que ver con su servicio de mapas Here, que va a ser multiplataforma.


Por Guillem el 15/12/2012

Historias relacionadas

Volver al inicio