MasterMagazine

Así vi el Mobile World Congress



La semana pasada se celebró en Barcelona la gran fiesta mundial de las tecnologías móviles, el Mobile World Congress, en el cual se expusieron las principales novedades y tendencias en este ámbito, que ya hace algún tiempo que ha dejado de limitarse a los teléfonos móviles.

Precisamente, la diversidad de escenarios en los cuales vamos a tener a partir de ahora un microchip, un sistema de comunicaciones y sobre los que se van a poder ejecutar apps, va a ser increíble. Para muestra, la presencia de Ford, el gigantesco fabricante de vehículos a motor, que ha sido la primera empresa de este sector en contar con presencia en el congreso de telefonía móvil.

Su presidente, Bill Ford jr. (biznieto del legendario Henry Ford) realizó una keynote en la que propuso la creación de una red de coches conectados entre ellos y con los demás vehículos (incluso aviones) y peatones para aumentar la seguridad y la comodidad en los desplazamientos, conectando dicha red a las llamadas smart cities o ciudades inteligentes.

En el Mobile, al igual que en el CES, he podido ver relojes con sistema operativo y que se conectan al smartphone para enviar y recibir datos, así como ropa "inteligente" dotada de varios componentes electrónicos. Una diversidad que va componiendo un mapa de gádgets ubicuo.

En el ámbito de las tecnologías inalámbricas de conectividad, ni rastro de una posible 5G, aunque la tendencia que he podido palpar es la de utilizar una combinación de todas las tecnologías existentes actualmente (como 4G y Wi-Fi) optimizando el ancho de banda para los diferentes servicios. Roaming entre estas diversas tecnologías podría ser la clave para entender el futuro a corto plazo de las comunicaciones.

Entrando ya en materia más concreta de presentaciones, me gustó especialmente la de Nokia. Para mi, el éxito de los Lumia y la expansión de su zona de ventas hacia China, significa que, al menos por el momento, la finlandesa vuelve a brillar con luz propia, recuperando aquel "savoir faire" que tenía antes de empezar a titubear entre plataformas. La gama Asha también parece ir viento en popa y aumenta funcionalidades, y el 808 PureView se erigió en una de las estrellas mediáticas de la feria.

HTC también presentó una gama de terminales llamada One con una cámara de fotos más potente de lo habitual, enfatizando la velocidad de disparo (el poder hacer numerosas instantáneas en poco tiempo). El objetivo estaba claro: seducir a aquellos consumidores que aún llevan una cámara de fotos convencional además de su móvil, substituyendo a esta primera por una cámara en el terminal que pueda competir en potencia con una cámara autónoma.

ZTE y Huawei han escenificado la fuerza de los fabricantes chinos, presentando sendos quadcore.


Por Guillem el 08/03/2012

Historias relacionadas

Volver al inicio