MasterMagazine

Microsoft presenta la nueva generación de la Xbox


Xbox One

La guerra de las videoconsolas continúa; a la disponibilidad de la Wii U y los detalles que ya se conocen de la PlayStation 4, ahora se suma una nueva generación de la máquina de Microsoft, la Xbox One.

Heredera en lo que se refiere a la marca de la Xbox 360, no lo será a nivel de software puesto que la arquitectura hardware también cambia, montando un procesador de 64 bits y ocho núcleos. Por lo tanto, si queremos migrar a la nueva máquina cuando salga, vamos a tener que recomponer toda nuestra colección de videojuegos rascándonos nuevamente el bolsillo.

Más que una videoconsola, Microsoft ha concebido la Xbox One como una compañera en el salón de estar, que actuará también como set-top box, centro de videoconferencia casera (gracias a Skype, propiedad de la compañía de Redmond), y sintonizador de televisión por satélite. Esta última funcionalidad solamente estará disponible en los Estados Unidos, al menos por el momento, pudiendo extenderse más adelante también a otros países.

El resto del hardware estará compuesto por un reproductor de Blu-ray, 8 GB. de memoria RAM, 500 GB. de disco duro, salida de vídeo HDMI con soporte 1080p y 4k, y conectores USB 3.0 .

Kinect es el nuevo rey en lo que se refiere al control de la consola que, ya de entrada, se podrá arrancar mediante una orden de voz. Podremos pausar el reproductor de vídeo o cambiar de película mediante otra orden vocal, y jugar utilizando exclusivamente nuestra voz y gestos que hagamos con las manos. Es, probablemente, llevar un paso más allá lo que hizo Nintendo con la Wii y su mando... solamente que prescindiendo del mando.

Un apunte a mero título anecdótico: si en la presentación de la PlayStation 4, Sony mostró poco de la videoconsola y mucho de los juegos, Microsoft ha hecho lo diametralmente opuesto. Gracias a ella, ya conocemos como lucirá el aparato de la compañía de Redmond en nuestras salas de estar, pero aún desconocemos en gran medida a qué podremos jugar con ella.


Por Guillem el 31/05/2013

Historias relacionadas

Volver al inicio