MasterMagazine

El Internet de las cosas: Jardinero Cloud


El ejemplo habitual del Internet de las cosas es el refrigerador que conoce sus existencias y que es capaz de conectarse para pedir más. Veamos otro ejemplo, ya real, completo y en funcionamiento: el Jardinero Cloud.

Internet de las cosas

Internet ya no es simplemente un canal que usamos los humanos para comunicarnos, diferentes artilugios también lo usan para hacerle al humano la vida mejor.

La idea del refrigerador con Internet es muy didáctica para entender lo que es el Internet de las cosas: Se trata de que diferentes objetos se conecten a Internet para hacer algo, sea aportar datos, sea efectuar alguna operación, a fin de ayudarnos, como si fueran un agente nuestro, que trabaja para nosotros. Cuando el refrigerador detecta que se acaban los yogures, automáticamente pide más.

Pero el ejemplo del refrigerador con Internet no es real todavía. Para que lo fuera, los alimentos deberían poseer un chip que el refrigerador podría leer y saber cuando entran o salen, y su cantidad. Además su funcionamiento debería apoyarse sobre plataformas de distribución de comida que todavía hoy en día no están listas para funcionar.

Examinando soluciones, hemos encontrado el Jardinero Cloud que es un excelente producto que nos va a servir para comprobar la amplitud del Internet de las Cosas.

Sensor de Fliwer
FLIWER.COM, Jardinero Cloud

El caso del Jardinero Cloud sí que está completo, es real y se comercializa. Nos viene de la marca fliwer.com. Está compuesto de tres partes: El sensor, el Cloud y el actuador.

El Sensor

Se trata de un sensor que se entierra junto a las plantas en un jardín o huerto y que posee capacidad para adquirir datos sobre luz, humedad, temperatura, agua y electroconductividad del suelo.

Todos estos datos se recogen y se envían al Cloud de Fliwer a través de una conexión Wifi (Fliwer para jardín de casa) o a través de 3G (Fliwer para huertos y explotaciones agrícolas).

El Sensor permite a las plantas comunicarse con el usuario.

El Cloud

El Cloud es una web donde el usuario ingresa con su nombre y contraseña y puede visualizar los datos de sus sensores. Pero el cloud va mucho más allá:

  • Posee una base de datos con los requerimientos de las plantas que está observando el sensor enterrado. Si alguna de las condiciones no es la óptima para el desarrollo de la planta, el usuario es avisado para que lo corrija: sea falta o exceso de luz, agua, nutrientes, problemas con el clima, etc.
  • Puede controlar actuadores para poner en marcha un sistema de riego artificial, poner en marcha luces o abrir persianas de un sistema domótico, etc.
  • Tiene conexión con proveedores de servicios de previsión meteorológica, que junto con su sistema de inteligencia artificial, puede optimizar las actuaciones que comete o los avisos hacia al usuario.
  • Social Media: El usuario puede leer y comentar sus experiencias con otros usuarios y recibir recomendaciones de éstos, además de poder compartir fotos.
  • Tienda: El Cloud además puede recomendar productos que hay en su tienda a fin de mejorar la vida de las plantas, por ejemplo alimentos en etapa de floración o correctores de acidez o salinidad del suelo, que el fabricante ha examinado y ha introducido en la base de datos.

Como se puede comprobar, la amplitud del Cloud es lo que permite usos tanto profesionales como lúdicos del aparato de fliwer. El Internet de las cosas se acerca para todos los usos.

El Actuador

Es un simple aparato que recibe las ordenes del Cloud y permite arrancar sistemas de riego, abrir y cerrar persianas, ventanas, etc, para poder dar automatización a todo el sistema de inteligencia artificial.

Conclusión

El Internet de las cosas llega para mejorar nuestra vida (y también la de las plantas), con la potencia de bases de datos, sensores y compartición de experiencias.

Los campos de aplicación son infinitos, desde el cuidado de jardines, pasando por sistemas de encontrar parking, y terminando por el conocido ejemplo de la nevera que pide yogures automáticamente.

Las SmartCities del futuro se basan en ello.


Por Marc Malagelada el 29/01/2015

Historias relacionadas

Volver al inicio