MasterMagazine

Huevos de pascua en el sistema de DNS


Contrariamente a lo que pueda parecer, los momentos de aburrimiento pueden llevar a grandes creaciones. Supongo que, en estos, la mente se libera y es más fácil que fluyan los procesos mentales.

Pero ¿qué pasa cuando quien se aburre es un técnico informático o un hacker amante de la cultura geek? Pues que nos podemos encontrar con verdaderas obras de arte como la que os propongo descubrir a través de un extraño viaje al sistema de DNS.

Para llevar a cabo este viaje no hace falta tener unos grandes conocimientos técnicos, solamente es necesario saber abrir una línea de comandos en el sistema operativo en el que estemos trabajando. En Windows disponemos del acceso a una shell de dos formas posibles: una es invocarla a través del cuadro de texto de órdenes presente en el menú del sistema, y la otra es buscándola en el menú de aplicaciones.

En cualquiera de los dos casos, una vez hemos invocado la shell, deberíamos tener una ventana similar a esta:

terminal_1

En GNU/Linux la aplicación de terminal debe estar más accesible, pero tal vez no (y según en qué distribuciones) el programa traceroute que permite realizar este pequeño “truco”. Deberemos instalarlo a partir del repositorio de software de nuestra distro.

En las que sean derivadas de Debian, por ejemplo (como Ubuntu) bastará con hacer un sudo apt-get traceroute para instalar el programa.

En Mac OS X iremos a buscar la aplicación de terminal a la carpeta de Utilidades que,. a su vez, se encuentra dentro de la carpeta de Aplicaciones:

Clic para agrandar

Clic para agrandar

A continuación, escribiremos el siguiente comando en el caso de Linux o Mac OS:

traceroute 216.81.59.173

Para Windows será prácticamente idéntico:

tracert 216.81.59.173

Traceroute es una herramienta que nos permite enviar una señal a un servidor que está conectado a Internet y obtener una respuesta de este que contenga determinada información. Además, también proporciona información de todos los servidores intermedios que se encuentran en la cadena de comunicación.

Clic para agrandar

Clic para agrandar

Dicha información, la respuesta a la señal emitida por el programa Traceroute, puede manipularse de tal forma que ofrezca la informnación que nosotros queramos.

Y así lo ha hecho algún administrador de sistemas con demasiado tiempo libre y buen sentido del humor, además de un buen conocimiento de la cultura geek.

Si os fijais en las últimas líneas de los resultados del Traceroute obtenidos, estos reproducen el texto de introducción de la primera película de la saga Star Wars que fue filmada, el episodio IV, en inglés.

Una serie de direcciones IP no utilizadas y un router pueden ser suficientes para crear “huevos de Pascua” tan simpáticos como este.


Por Guillem el 15/11/2014

Historias relacionadas

Volver al inicio