MasterMagazine

Facebook no levanta cabeza en la bolsa


Mark Zuckerberg CEO de Facebook

Mark Zuckerberg CEO de Facebook

Tras la que se prometía espectacular salida a bolsa de la compañía de Mark Zuckerberg, parece que el desencanto se ha instalado entre los inversores y especuladores bursátiles, que siguen castigando a la red social, la cual ya ha perdido poco más de la mitad de su valor.

En el momento de escribir estas líneas, Facebook cotiza sobre los 19 dólares, partiendo de los 38 a los que salió en mayo de este año. La empresa, apoyada por diversos bancos de inversión partía de la premisa de ejecutar la salida a bolsa más espectacular de una tecnológica, superando incluso a la todopoderosa Google, y dirigiendo sus acciones a los pequeños inversores, ya que Mark Zuckerberg (que detenta el 51% de la empresa) no quiere perder el control a manos de un grupo fuerte de inversores profesionales. Facebook es su "criatura" y así debe permanecer.

Es difícil desgranar las causas del porqué de la caída en picado del valor en bolsa de la red social, pero la mayoría de los comentaristas coinciden en unos cuantos muy concretos.

Tal vez el principal de estos -a la par que el más repetido en los medios, hasta la saciedad- sea la difícil monetización de los usuarios móviles que emplean Facebook desde sus terminales. Pero esto solo no explica la debacle.

La confianza o, más adecuadamente, la falta de esta en el modelo de monetización de la red social, sea tal vez la razón más poderosa. Y es que pese a que Facebook ya es desde hace tiempo uno de los principales actores de la publicidad online con un público totalmente segmentado que permite una optimización máxima de las campañas de marketing, falta no solo poder vender esto a los inversores, si no también establecer un plan para capitalizar y aprovechar las posibilidades que ello brinda. Y eso es lo que la bolsa encuentra que les falla a Zuckerberg y los suyos.

También podemos especular con la poca confianza que genera la posibilidad de que Facebook sea el máximo exponente de una nueva "burbuja punto com" que, con su futuro hundimiento, podría arrastrar a muchas otras empresas. Ciertamente, muchas tecnológicas están sobrevaloradas solamente por las posibilidades de futuro que ofrecen, pero es discutible si la idea de burbuja generalizada puede aplicarse o si estamos ante los movimientos normales de la bolsa, en los cuales algunos valores aparecen artificialmente altos por conveniencias.

Y la última, que debo admitir de cuño propio: ¿no podría ser que fuera una maniobra orquestada por unos cuantos especuladores para forzar la dimisión y marcha de Mark Zuckerberg? El creador de Facebook (que, como he dicho antes, mantiene el control mayoritario) ha tomado a lo largo del tiempo, una serie de decisiones que mejoran la experiencia de usuario pero son contraproducentes para su monetización, y eso puede haber puesto nerviosos a algunos accionistas o inversores interesados en entrar en Facebook y con el suficiente poder para manipular las cotizaciones a su interés, que han actuado ante la salida en bolsa para forzar a que Zuckerberg presente su dimisión ante la caída en picado del valor de la empresa.

Por el momento, nadie ha pedido públicamente la cabeza del fundador (por lo menos nadie que sea suficientemente relevante para salir en los medios), pero tal vez el valor de las acciones no ha llegado lo suficientemente abajo.


Por Guillem el 16/09/2012

Historias relacionadas

Volver al inicio