MasterMagazine

Descargar ISO de Windows 10


Pese a que Microsoft nos ha simplificado en gran medida la instalación de Windows 10 como una actualización a Windows 7 u 8 (según el caso; quienes tengan una licencia válida de cualquiera de estas dos versiones son susceptibles de poder recibir la actualización gratuita siempre y cuando su computadora esté preparada para ello), a veces es preferible realizar una instalación 100% limpia, es decir, formateando el disco duro e instalando el sistema desde cero.

Haciendo esto, conseguiremos librarnos de cualquier traza de fragmentación del disco duro, entradas “huérfanas” en el registro, archivos inútiles en caché, o librerías olvidadas en el disco duro.

Es comparable a, en vez de cambiar cosas de sitio en una habitación, vaciarla del todo y redecorarla partiendo desde cero. ¿Verdad que nos quedará mejor y podremos aprovechar para limpiarla a fondo? Pues quedémonos con la idea de un concepto equivalente para Windows 10.

Lo primero es conseguir la ISO, es decir, el fichero que contiene el sistema y que puede volcarse a un DVD o una llave USB. Para ello, Microsoft pone a disposición de los usuarios un portal desde el cual realizar la operación de descarga de dicho fichero.

El acceso a dicho portal y al resto del procedimiento deberemos hacerlo desde una computadora con Windows (7 u 8) instalado, ya que utiliza una aplicación de este sistema para grabar posteriormente la imagen de disco.

Una vez accedemos a este portal, nos encontraremos con dos botones, los cuales nos invitan a descargar la herramienta de creación para dos arquitecturas, la de 32 y la de 64 bits. Cabe decir que este paso es solamente para la herramienta de creación de la imagen ISO, no estaremos eligiendo nada todavía sobre el sistema operativo en sí.

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Una vez descargada y ejecutada la herramienta, esta nos dará la oportunidad de elegir entre la realización de una actualización en el PC (es decir, forzar el pase a Windows 10), o bien la posibilidad de descargar la ISO para grabarla en un medio, ya sea una llave (pendrive) USB, o bien un DVD.

Clic para ampliar

Clic para ampliar

En el segundo paso se nos pregunta por el idioma, la edición y la arquitectura para la cual queremos descargar Windows 10. Debemos tener en cuenta que los poseedores de versiones Home de Windows 7 u 8, deberán elegir también la versión Home de Windows 10, o bien su licencia no funcionará.

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Finalmente, la aplicación de instalación de Windows 10 nos preguntará si queremos crear una llave USB directamente desde el programa, o bien si queremos descargar el archivo ISO para grabar en un DVD.

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Si elegimos la descarga de la imagen ISO, tendremos en nuestras manos un fichero de poco más de 3 gigas el cual podremos volcar en un DVD tantas veces como queramos.

Clic para ampliar

Clic para ampliar

Si optamos por crear una llave USB, entonces deberemos disponer de un ejemplar de, por lo menos, 4 GB de capacidad.

Ya empezado el proceso de instalación desde el DVD o llave USB que hayamos creado después de descargar y quemar la imagen ISO de Windows 10, nos solicitará la clave (key) de producto. La que deberemos darle es la del sistema que disponemos originalmente, Windows 7 u 8, y la instalación de Windows 10 ya la validará contra los servidores de Microsoft.


Por Guillem el 12/08/2015

Historias relacionadas

Volver al inicio