MasterMagazine

Cómo Saber y Detectar Imitaciones Chinas - Caso Sony


En este articulo-reportaje entramos a ver las entrañas de un cargador de baterías Sony que no es original, aunque exteriormente se exhiba el logo de Sony y se hayan imitado hasta los mínimos detalles. Que peligros entraña?

Sabemos que en el mercado existen multitud de accesorios para nuestra electrónica de consumo que proceden de China, y que algunos son de dudosa calidad (también los hay de buenos). Algunos imitan la forma del cargador original y otros son auténticos clonajes del original hasta el mínimo detalle. Pero interiormente no se parece nada al original. Una falsificación.

En este caso hemos tenido acceso a un cargador de baterías Sony BC-CSN "de imitación". Para comparar la calidad, tenemos acceso a otro cargador BC-CSD original fabricado por Sony.

dos_cargadores

Imitación

La parte exterior del cargador original y del cargador imitado tienen un aspecto muy parecido. Si hubieramos tenido acceso a un BC-CSN original, apuesto que serían prácticamente idénticos.

dos_cargadores2

Examinemos los parecidos:

  • En la parte posterior ambos cargadores rezan que están construidos por Dongguan Zhangmutou Towada Electronics de China.
  • En ambos casos hay unas letras grabadas en el plástico en un momento posterior al moldeado de la carcasa, como pueden ser las letras que indican el modelo (esquina superior derecha, letras BC-CSN y BC-CSD)
  • En ambos casos hay un código QR grabado con posterioridad. En el original Sony el código se puede leer con un scanner de códigos QR, pero en la imitación no se lee nada, es más, no es un auténtico código QR sino una forma que lo imita.
  • El Cargador original Sony lleva un tornillo con cabeza TORX de seguridad, mientras que el de imitación trae un Philips tradicional.
  • Ambos tienen un LED de carga de color ámbar que se enciende mientras dura el proceso de carga y que se apaga al terminar.
  • Ambos tienen los tres terminales de la batería: Positivo, Negativo y Test.

Vayamos al interior:

En primer lugar una foto del cargador Sony auténtico:

BC-CSD_in

Y a continuación el cargador falsificado:

BC-CSN_fake_in

  • Lo primero que notamos en el cargador falsificado es la simplicidad del circuito, en contra de la complejidad del auténtico. Las baterías N y D, aunque tienen tamaños diferentes, son muy parecidas internamente: baterías de litio de 3.7V y 800mAh, por lo que el cargador debería parecerse mucho.
  • Otra cosa que se aprecia directamente en el cargador falsificado es que no se ha conectado la patilla T de la batería, solo hay un cable rojo y negro para los terminales positivo y negativo respectivamente. La patilla T comunica con un termistor NTC en el interior de la batería que da unos datos muy importantes a la hora de cargar, y que al mismo tiempo avisa en caso de sobretemperatura para evitar una explosión.
  • En el original se aprecia la presencia de un chip controlador de la carga (abajo a la derecha) mientras que el el falsificado no hay chip (ni en la parte de abajo de la placa). El chip controlador de la carga es algo imprescindible para efectuar una buena carga: las baterías se deben cargar a corriente constante hasta llegar al voltaje deseado (65% de la capacidad), para luego efectuar una carga de saturación que permite que la batería durar hasta el 100% de su capacidad, pero ello se hace a una potencia reducida para evitar que la batería se dañe por la formación de litio metálico en el interior. Al terminar, una ligera subida de temperatura de 5 grados registrada por el sensor en el terminal T, indicará el fin del proceso. Sin un controlador que efectúe estas operaciones, la carga no se efectúa como debe, en todas sus etapas. El resultado es que la batería durará menos y además su vida útil será más corta, aparte de una posible explosión por sobrecarga.
  • En el cargador original se encuentran anillos de ferrita que absorben las interferencias que causa el circuito de conmutación que genera el corriente regulable. En el cargador falsificado, no hay ferritas en ningún lugar.
  • En defensa del cargador de imitación hay que reconocer que el circuito es simple pero implementa un cargador automático que se detiene al llegar a los 4.2V. Podía ser peor: podía ser simplemente un cargador que no comprobara nada.

Conclusiones

Hay que ir con mucho cuidado a la hora de comprar cargadores de baterías pues podemos ser víctimas de falsificaciones. El interior de estos artículos no suele tener un diseño equiparable al original y en muchos casos puede dañar la batería o causar explosiones, pues las baterías de Litio son propensas a ello cuando son cargadas de forma defectuosa.


Por Marc Malagelada el 31/01/2015

Historias relacionadas

Volver al inicio