MasterMagazine

Cómo proteger la casa cuando salimos ? Domótica y sistemas de vigilancia


ladron

Pese a que sigamos pudiendo pedir a un vecino o conocido que nos recoja cada tantos días el correo para que no se vea un buzón abarrotado y, se deduzca por ello que no hay nadie en casa, la tecnología nos puede proporcionar una nueva forma de proteger nuestro hogar cuando nos encontramos lejos de él. Veamos algunas ideas y consejos.

La domótica nos da unas grandes posibilidades en cuanto a simulación de actividad dentro de una casa; por ejemplo, podemos programar que determinadas luces de determinadas habitaciones se enciendan a las horas que queramos. Incluso podemos programar una secuencia de encendidos y apagados como si, efectivamente, alguien estuviera en casa.

Igualmente, y para la generación de ruidos, podemos dejar el televisor programado de alguna forma que se encienda a determinadas horas. Con un smartphone y el software de control adecuado, podemos incluso realizar nosotros mismos estas actividades de forma diaria, o revisar que se cumplan las tareas.

A día de hoy, incluso algunas persianas cuentan con mecanismos que les permiten levantarlas y bajarlas con una programación horaria o remotamente.

Pasemos de los sistemas de prevención a los de vigilancia; una o varias cámaras IP con sus correspondientes micrófonos, instaladas en rincones estratégicos de la casa, nos permitirán saber en todo momento si está pasando alguna cosa en ella, y avisar a la policía en consecuencia.

Los sensores de movimiento también se han popularizado y descendido de precio de acuerdo al abaratamiento general de las tecnologías. Su instalación en determinados sitios estratégicos en nuestro hogar y la programación de alarmas si saltan los sensores captando alguna señal, puede hacer que nos llegue un mensajes vía WhatsApp, una aplicación propia, o SMS, estando así advertidos de si alguien entra en nuestra casa estando ausentes.

Es importante tener mucho cuidado durante este tiempo en cómo se gestionan las redes sociales. Puede parecer muy divertido publicar en el momento las fotos de allí donde estamos (y, de hecho, lo es), pero también funciona como mecanismo de alerta para “los malos”, que así saben que no nos encontramos en nuestro domicilio y que pueden tener acceso franco a él.

Todo esto no debe privarnos de conjuntar las soluciones tecnológicas con las “de toda la vida”, como son dejar algo de ropa en el tendedero, las llaves a alguien conocido para que venga de cuando en cuando a cambiar cómo están abiertas y cerradas las persianas, y a simular algún tipo de movimiento, o lo antes mencionado de vaciar el correo.


Por Guillem el 16/08/2015

Historias relacionadas

Volver al inicio