MasterMagazine

Cómo mejorar la captura de pantalla en Windows


Aunque a los usuarios noveles y otros veteranos de sistemas informáticos que hayan hecho un uso poco intensivo de sus respectivos ordenadores, pueda parecerles una funcionalidad superflua por falta de usos prácticos, la verdad es que la de captura de pantalla es una de las más antiguas automatizadas en los sistemas informáticos.

Por ejemplo ¿alguno de los lectores sabe explicarme la existencia de una tecla física de impresión de la pantalla? Esta es un remanentes histórico que permite realizar no una captura de pantalla almacenada en un fichero informático, si no una impresión en la impresora por defecto de lo que vemos en un momento determinado en la pantalla.

Los tiempos han evolucionado, y paralelamente al advenimiento de los entornos gráficos de escritorio (GUI, por sus siglas en inglés), el correo electrónico y otras formas de transmisión digital de la información se han ido imponiendo al tradicional papel y a otros métodos no digitales de transmisión de la información, aunque una necesidad ha sobrevivido: la de enviar a alguien exactamente lo que vemos en pantalla.

Los motivos pueden ser diversos; he trabajado durante muchos años como técnico informático y he necesitado más de una vez que mis clientes me hicieran llegar una captura de pantalla del mensaje de error que se les presentaba para poder establecer las causas del problema y empezar a trabajar en una solución, o bien hacerla yo mismo para escalar la incidencia a un nivel superior.

Pero este es un motivo de ejemplo, y puede haber muchos. Si necesitamos realizar una captura de pantalla por uno de los múltiples motivos que podemos tener, ¿como lo hacemos?

Desde sus primeras versiones, el Windows de Microsoft proporciona un mecanismo en forma de secuencia de teclas, para capturar en memoria lo que estamos viendo. ¿Qué significa esto?

Pues significa que tras pulsar una serie de teclas o, en este caso, una sola tecla, en memoria se nos almacenará como una fotografía de la pantalla, que posteriormente deberemos volcar a un fichero y procesar según necesitemos.

¿Cuál será esta tecla? En un guiño al pasado de la informática, Microsoft ha hecho que sea la misma de imprimir pantalla (impresión en papel) que he explicado, pero esta vez puesta al día para almacenar el resultado en memoria.

tecla_Imprimir_Pantalla

Después de esto, solamente tendremos que abrir un programa de dibujo como el Paint que encontramos en el mismo sistema, y volcar la imagen a un nuevo lienzo mediante la opción Pegar del menú Edición:

captura_pantalla_Paint

Simple ¿verdad? Pues vamos a simplificarlo más todavía: si a partir de Windows 8.1 (incluyendo, por lo tanto, 10) pulsamos las teclas Windows e Imprimir pantalla la vez, la imagen en vez de ir a memoria, se grabará directamente a una subcarpeta de la carpeta de imágenes, ahorrandonos la tarea de tener que utilizar un programa de dibujo como paso intermedio para almacenar la imagen.

Posteriormente, podremos editar el fichero con cualquier programa de dibujo.


Por Guillem el 18/05/2016

Historias relacionadas

Volver al inicio