MasterMagazine

El regreso del "Che-TI"


Dicen que cuando uno logra reírse de uno mismo es que ha alcanzado cierta dosis de sabiduría, pero Fontanarrosa aclara que cuando alcanzó la sabiduría ella lo miró y le dijo: "Ya me alcanza cualquiera".

En todo caso, este es mi artículo de regreso a las páginas de MasterMagazine.info, un lunes 1 de Diciembre de 2008, luego de tres meses de viajes por el país y activismo por el Software Libre, lo cual supuso charlas en Universidades, programas de radio, talleres en Centros Sociales Okupados, filmación de eventos, Congresos de debate, etc., sobre una actividad que interesa no sólo al autor de este artículo, sino que -desde hace años- viene cambiando el mundo. Sino miren Wikipedia, que es totalmente software libre, o miren con qué funciona Google, que si bien no libera prácticamente su software, lo usa y es GNU/Linux: allí reside su potencia... eso por nombrar sólo dos casos de éxito (el segundo, un tanto contradictorio, ya lo veremos).

Internet opera en las mentes de los habitantes de todo el planeta con acceso a la red y va modificando no sólo la forma de pensar, sino también la forma de actuar, la televisión ya no es el medio más atractivo, ahora la gente puede construir en las pantallas, la redes sociales crecen y se multiplican, e incluso hay estudios sociológicos que dicen que las personas que utilizan TICs (tecnologías de la información y la comunicación) son más sociables... eso está por verse, pienso.

A la vez, Internet ha sido centralizada justamente por servicios como Google, tal centralización va contra su espíritu originario y estructural: la red es descentralizada, no tiene por qué pasar por Google toda forma de acceso. Tenemos varias alternativas de búsqueda de contenidos, tal es el caso de http://re.search.wikia.com

Google, con su imagen No Evil (no ser malo, o no ser diabólico) nos vende una mentira: fagocita todo lo que tiene a su alcance, es el caso de YouTube como modelo, y crea servicios como Gmail o Google Docs, que privan a sus usuarios de utilizar el software con cualquier fin, estudiar cómo está hecho, copiarlo y distribuir copias mejoradas, con lo cual privan la posibilidad de realizar tal aporte a la comunidad: es software privativo. El problema no es sólo Google, este es el mejor ejemplo del fenómeno Cloud Computing, o computación en las nubes.

Hasta hace poco, ni Free Software Foundation tenía una política más o menos clara con respecto al Cloud Computing, Richard Stallman declaró que se trata de una trampa.

Lo loco es que la famosa moda del Cloud Computing (que supone que los datos están cada vez más en computadoras ajenas a uno, en vez de estar almacenados en nuestros HDs, CDs, DVDs, etc.) es eso: moda, "imposición" del marketing, inercia, etc., dado que cada vez el espacio de almacenamiento es más barato y el ancho de banda también, no es necesario regalar los datos personales y privados a empresas como Microsoft, Yahoo, Google o cualquier otra empresa privativa.

Tus cartas de amor son tuyas (como suele decir un amigo), también lo son tus claves de seguridad, tus documentos de trabajo, tus conversaciones con seres queridos y no queridos, todo debería ser como vos quieras, y si es personal y privado, debería quedar fuera de la mira de un tercero.

El regreso del Che-TI abre diciembre, entonces, con un grito de batalla contra la pérdida de derechos humanos básicos en la red de redes, el Artículo 17 del "Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos" deja bien en claro que nadie debería ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su correspondencia, entre otras cosas. No digo que las empresas del Cloud Computing no respeten esto (tener en cuenta que la legislación que vale es la del país en el que reside la persona), sino que los usuarios de tales servicios pierden en los hechos el derecho a la privacidad al dejar en sus manos toda su correspondencia, incluyendo fotos, videos, charlas, etc.

¿Alguna solución?

Ya lo veremos de modo más extenso, pero digamos que contratar un proveedor de Hosting con cientos de cuentas de mail puede costar menos de 2 dólares por mes, así evitamos la injerencia del Cloud Computing y descargamos nuestros mails en disco rígido ¿es tan caro tener privacidad? Otra solución más extrema sería convertir nuestra propia PC en servidor, algo que estaremos explorando en estos días.

Durante estos tres meses en los cuales estuve ausente de las páginas de MasterMagazine sucedió de todo, entre las cuestiones más destacables, Firefox 3.x se fue consolidando, Richard Stallman estuvo por estas tierras, EEUU usará GNU/Linux en algunas escuelas, Obama ganó la presidencia en su país y había prometido instalar OpenOffice.org (esto en verdad es destacable por lo contradictorio del fenómeno: ¿software libre para oprimirnos mejor?).


Por Marcos el 01/12/2008

Historias relacionadas

Volver al inicio