Definición de Síncrono



  Los procesos síncronos son procesos que se llevan a cabo en intervalos conocidos y constantes, como por ejemplo el tic-tac de un reloj. Se dice que dos procesos son síncronos o están sincronizados cuando los procesos de ambos coinciden o están en sincronía. Siguiendo el ejemplo anterior, si tenemos dos relojes que marcan la misma hora, tendríamos dos relojes sincronizados.

Como vemos es un término muy general y de uso en casi todos los ámbitos de la vida. La sincronía se asocia generalmente al orden, pudiendo haber sincronía en personas, máquinas, ondas, células, cuerpos celestes y en general en cualquier cosa que siga un patrón en su funcionamiento y no sea caótica. Pero alejémonos de la fisica teórica y la entropia, y vamos a centrarnos en la definición del término en el ámbito de la informática y las telecomunicaciones.

 

La sincronía es de vital importancia sobre todo en la comunicación y los procesos de aparatos electrónicos.Cada parte de un ordenador, por ejemplo, se comunica con las otras mediante procesos que incluyen enormes cadenas de bits.Estos elementos deben estar sincronizados, para lo cual se han diseñado protocolos que les permiten identificarse mutuamente y transmitirse la información, algunos más elaborados que otros. Estos procesos son usados para el envío remoto de información, mediante ondas, pero también entre periféricos de entrada y el ordenador (como es el caso de los teclados, ratones...), o incluso en procesos internos de programa. En programación comúnmente se dice que los procesos de un programa que se ejecutan de forma independiente se llaman asíncronos, mientras que si son procesos ejecutados en respuesta a otro proceso serán síncronos.

 

En comunicación también podemos hablar de sincronía. Una comunicación será sincrona cuando existe alguien que emite y alguien que recibe a la vez. En general tanto el emisor como el receptor están pendientes a la vez de esa comunicación. Por ejemplo, una llamada de teléfono sería un ejemplo de comunicación sincrona, mientras que un email, enviado por el usuario y que queda almacenado hasta que lo recibe el destinatario, sería un ejemplo de comunicación asíncrona, puesto que emisor y receptor no están a la vez conectados. De cierto modo podemos decir que la comunicación síncrona es simultánea y la asíncrona en diferido.

 

Asimismo, la información puede transmitirse de forma asíncrona (esto es, paquete a paquete, en la cual el emisor manda unos datos, y espera a que el receptor los reciba para mandar los siguientes), o de forma sincrona (con un flujo continuo de datos). Evidentemente la forma asíncrona es más fluida y por tanto permite mayores velocidades, siendo la más extendida en la actualidad, pues no requiere confirmación de recepción del emisor y por tanto elimina esperas innecesarias.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"