Definición de Monitor



Un ordenador funciona de manera tal que los Datos son enviados y recibidos en forma de Impulsos Eléctricos, que son debidamente procesados y ordenados para ser transformados en una Información (recordemos que Información es un conjunto ordenado de Datos) y ésta es enviada hacia los Periféricos de Salida para poder ser percibidos de forma sensorial por el usuario del equipo.

Es allí cuando entran en juego los Periféricos de Salida, y sin lugar a dudas que el esencial de todos ellos es el Monitor, siendo éste el encargado de la función básica de hacer visible todas las actividades que podemos realizar en el ordenador, toda la Información que está siendo procesada y las acciones que estamos llevando a cabo.

Originalmente la tecnología que era empleada para su fabricación era la de Tubos de Rayos Catódicos (conocidos como Monitores CRT, por sus siglas en inglés) aunque actualmente encontramos modelos superiores que utilizan Pantallas de Cristal Líquido (Monitores LCD) o aún superiores con Pantalas de Diodos (Monitores LED) entre otras tecnologías.

Una de las cuestiones que siempre es mirada a la hora de elegir un Monitor para el ordenador es la Diagonal de Pantalla (la cual es medida en Pulgadas) aunque debemos tener en cuenta además otras características que van acorde a su calidad de imagen y a la utilidad que pensamos darle.

Entre los distintos condicionantes que definen la calidad de una pantalla, destacamos los siguientes:

  • Nitidez de la Imagen: Dada por el tamaño del punto (en inglés, Dot Pitch) que permite establecer una distancia entre dos puntos de un mismo color, teniendo mayor precisión las imágenes que tienen una menor distancia. No debe confundirse con los Píxeles, ya que en este último caso este tamaño variará de acuerdo a la resolución utilizada en la pantalla
  • Resolución: Justamente, es uno de los valores que define la calidad de un monitor, siendo el número de píxeles que es capaz de representar el monitor en una pantalla, siendo expresados en Píxeles de Horizontal por Píxeles de Vertical, y teniendo una proporción directa con lo que es la calidad de imagen, siendo mucho mejor cuanto más píxeles pueda representar.
  • Frecuencia de Refresco: Otro de los puntos que debemos tener en cuenta, se refiere a a estabilidad de imagen, siendo medida en Hertzios y significando la cantidad de "parpadeos" que realiza un monitor en cada cambio de imágenes.
  • Conectividades: Por último, recomendamos verificar la forma en la cual un monitor se puede conectar con una Tarjeta de Video, junto a otros dispositivos, o bien la fuente de alimentación que puede poseer, lo que aumenta sus funcionalidades y su utilidad.

>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"