Definición de MAN



MAN  son las siglas de Red de Área Metropolitana, en inglés Metropolitan Area Network.

Antes de profundizar en su definición, diremos que existen según su tamaño, tres tipos de redes, LAN (Local Area Network), MAN, y WAN (Wide Area Network). Así, la MAN es un tipo de red intermedia, que abarca más o menos el tamaño de una ciudad, situada entre las redes locales (ej: red Wi-Fi), que conectan ordenadores en un radio muy reducido, y las redes globales (ej: Internet), que conectan ordenadores de todo el planeta o de zonas muy extensas. Existen muchos otros tipos intermedios, que a veces se solapan en su definición con estos tres. Por ejemplo, las redes CAN (Campus Area Network), son redes que conectan edificios de un mismo Campus, que pueden estar alejados entre si varios kilómetros. Estrictamente pues una red de un gran campus se podría considerar una red metropolitana, así que como vemos las definiciones no son muy precisas.

Las redes MAN se usan para compartir información entre redes de centros públicos o privados de una misma ciudad. Fueron muy utilizadas, por ejemplo, en grandes ciudades para conectar departamentos de tráfico, universidad, policía, emergencias, trenes, metro, edificios administrativos... etc. Una de sus mayores utilidades es permitir conectar varias redes locales, con lo cual el tráfico de datos entre estas, a priori imposible, quedaba garantizado. Además, su rendimiento era muy superior al de una red global, permitiendo velocidades de conexión mucho mayores que una WAN, y cercanas a las de una LAN, al usar los mismos protocolos y métodos de conexión que estas.

La ventaja de una Red Metropolitana sobre una red Local es evidentemente su mayor rango de acción, teniendo además pocos errores y escaso retardo. Sin embargo, requiere una instalación propia previa, y una labor de mantenimiento y actualización importante y es mucho más costosa que si se recurriese a una red global. La gran difusión de Internet, el incremento de su seguridad y sobre todo, de su velocidad, ha hecho caer en desuso este tipo de redes, optándose cada vez más por redes locales o globales, según las necesidades de cada caso. Aún así, existen ciudades que poseen sus propias redes metropolitanas, como Londres, Nueva York o Ginebra, y también muchas organizaciones, públicas y privadas.

Los métodos de conexión pueden ser varios. Originalmente la conexión de una red metropolitana se solía hacer bien por medio de antenas, o bien contramos de cable de fibra. Actualmente existen varios proyectos en el mundo para conectar ciudades enteras mediante redes Wi-Fi solapadas, que actuarían en su conjunto como una red MAN, compuesta de pequeñas redes inalámbricas, y parece que ese es el futuro próximo de este tipo de redes, las llamadas WMAN (Wireless MAN).


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"
Entradas relacionadas clave