Definición de Lenguaje natural



El lenguaje natural es el lenguaje que hablamos todos los días, nuestra forma de comunicarnos por excelencia. Aunque para nosotros sea un gesto sencillo, casi inconsciente, el habla es un proceso que implica millones de conexiones neuronales y complejos procesos corporales de captación y comprensión. El lenguaje natural se diferencia de otros en que surge de modo espontáneo entre la gente. Así, por ejemplo, aunque el ordenador usa lenguajes propios para comunicarse entre si, estos han sido diseñados, esto es, impuestos. Tampoco sería un lenguaje natural el esperato, por ejemplo, un idioma inventado y creado de modo artificial (ni el élfico o el klingon tampoco, por supuesto).

En informática desde siempre se ha buscado que los ordenadores fuesen capaces de comprender el lenguaje humano, de modo que pudiesen obedecer órdenes directas del hombre. Sin embargo, aunque la gramática es sencilla de asimilar para los ordenadores, no asi el resto de variables. El timbre de cada persona, casi único, el tono, los ademanes y gestos... etc, todos ellos forman parte del lenguaje natural humano, y son mucho más difícilmente entendibles para un ordenador. Los avances tecnológicos, sin embargo ya permiten que se hayan hecho ciertos experimentos con éxito de captación de gestos, y reconocimiento de voz.

Estos avances individuales han permitido que haya surgido con fuerza una rama de la informática, llamada procesamiento del lenguaje natural, que busca precisamente permitir que los ordenadores sean capaces de captar la información transmitida por una persona y trasladarla luego a otra, interactuando con ella con su mismo lenguaje, o al menos, de un modo inteligible. El fin último sería un ordenador capaz de razonar y aprender como un ser humano, y para ello el primer paso es que pueda recibir información y comunicarla como tal. Es por eso que esta rama se haya ubicada dentro de la inteligencia artificial, si bien el procesamiento de lenguaje natural no busca tanto que el equipo aprenda de la comunicación como que sea capaz por medio de mecanismos y lenguajes programados, de entender al hombre y transformar las palabras humanas en algo comprensible para él.

Sin embargo el procesamiento de lenguaje natural plantea muchos problemas: los múltiples significados de cada palabra, los acentos de cada zona, la jerga de cada lugar, expresiones típicas, lenguaje ambiguo, ironías... etc, etc, son cosas que aún están solventándose. Para un ordenador, una frase de 10 palabras es un número enorme de posibilidades. No sólo tiene que mirar esas 10 palabras, sino sus posibles significados, y como cada una de ellas se relaciona con las demás. Si alguien está familiarizado con las matemáticas esa frase de tan sólo 10 palabras escondería 10! posibilidades a estudiar (esto es 10x9x8x7x6x5x4x3x2x1 = 3.628.800), y eso en el mejor de los casos.

A nivel práctico, los buscadores más importantes ya saben diferenciar ciertos tipos de preguntas o frases hechas para conseguir resultados de búsquedas más optimizados, sin embargo de momento cuando buscamos algo en la red usamos más las palabras clave que pensamos darán mejores resultados que realmente las expresiones que usaríamos si le preguntásemos a alguien en la calle. Existe pues una desviación importante que se intenta corregir aplicando el lenguaje natural a los parámetros de búsqueda.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"