Definición de Homogéneo



Hablamos de algo homogéneo cuando su composición es igual en toda su extensión, o las partes que lo componen son idénticas. En informática, se refiere a que todos los componentes de un sistema informático poseen pues la misma arquitectura, y por tanto, comparten unos mismos patrones.

Naturalmente el concepto de homogéneo se puede aplicar a muchisimos tipos de sistemas, incluso reduciéndolos al ámbito de la informática. Podemos hablar de un sistema homogéneo de circuitos, de software, de hardware, imágenes homogéneas... etc.

Poniendo un ejemplo práctico, una red local sería homogénea si todos los PCs conectados fuesen similares. Y heterogénea si conectásemos tablets, móviles y/o ordenadores personales. Lo mismo es aplicable a casi todos los sistemas informáticos.

Si tenemos un sistema heterogéneo, trabajar con él es muy complicado, puesto que cada elemento usa sus propios parámetros y tiene sus propias características. Para poder permitir que todos los dispositivos trabajen correctamente en un sistema asi, lo que se debe hacer es en cierta medida homogeneizar el sistema, o al menos una parte de él, de modo que se permita una correcta comunicación e todo el sistema y una interacción entre sus elementos. Se pueden, por ejemplo, usar protocolos de comunicación comunes, o instalar software compatible en todos los dispositivos, o incluso determinar el cambio de alguno o todos los elementos no compatibles. La gestión de estos sistemas heterogéneos es llamada comúnmente gestión de sistemas distribuidos.

Hoy en día se tiende más a la compatibilidad que a la homogeneización. Esto permite que softwares distintos puedan trabajar juntos, y que ordenadores de arquitecturas muy distintas compartan esfuerzos. Asi no se hace necesario que los ordenadores usen software homogéneo, sino simplemente que sea compatible y permita a varios ordenadores trabajar juntos o intercambiar datos, salvo que el trabajo a realizar necesite ser totalmente idéntico.

Esta es la base de los llamados clusters homogéneos. Asi se llaman a los ordenadores conectados entre si y que poseen componentes y arquitectura similares, además de software común, comportándose como si fuesen una sola computadora (si los ordenadores tuviesen similar arquitectura, pero diferentes rendimientos, sería un cluster semihomogéneo). Estes sistemas fueron muy usados en tareas de gran complejidad, o como servidores web, y en general cuando el trabajo a realizar sobrepasaba las capacidades de un único ordenador. Existen proyectos globales basados en clústeres a nivel mundial, como el proyecto SETI, oel proyecto del Genoma Humano, que piden la colaboración de ordenadores de todo el mundo para la realización de complejos cálculos. Lo más común en estos megaproyectos es, sin embargo, que los sistemas sean heterogéneos, quedando limitados los sistemas homogéneos a ámbitos más reducidos, como por ejemplo universidades, entidades o empresas.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"