Definición de FAT



Cuando nos ponemos a revisar un Medio de Almacenamiento y analizamos detenidamente sus propiedades, notamos no solo la Capacidad de Almacenamiento que posee, el Espacio Utilizado y por oposición el Espacio Libre o Disponible que tenemos para utilizar, sino que también tenemos en cuenta al formato del Sistema de Archivos que estamos utilizando.

Conocido mayormente por su nombre en inglés de File Allocation Table (FAT), que en español su equivalente sería Tabla de Asignación de Archivos, ese sistema fue desarrollado originalmente para el actualmente dejado de lado sistema operativo Microsoft MS-DOS, aunque también fue empleado en sus ediciones gráficas hasta la versión Microsoft Windows Millenium Edition (también conocido como Windows Me)

Originalmente era el formato más difundido en la utilización del medio de almacenamiento extraible de los Disquetes, con una fuerte admisión en todos los Sistemas Operativos, ofreciendo una garantizada compatibilidad, con una funcionalidad principal para el Intercambio de Archivos entre distintas plataformas (lo que es denominado bajo el concepto de Entorno Multiarranque, destacándose una compatibilidad prácticamente universal)

Una de las falencias que tiene el Sistema de Archivos FAT está ligado al a eliminación de archivos, ya que suelen aparecer en los Medios de Almacenamiento distintas partes en forma aleatoria, haciendo que su lectura o escritura pierda velocidad en posteriores operaciones (lo que se llama comúnmente como Fragmentación) debido a que los sectores del disco, llamados Clústeres, no se graban en forma ordenada, sino que ocupan el primer espacio libre disponible.

El proceso que lleva a solucionar esta desventaja es conocido como Desfragmentar el Disco, teniendo que realizarse en forma periódica y considerándose de que es una tarea tediosa, que lleva tiempo y que requiere la nula utilización del equipo para una mayor eficacia.

Otra de las limitaciones que surgen de la utilización de este Sistema de Archivos está en que no podíamos utilizar nombres de archivo de gran extensión, teniendo un límite de tan solo Ocho Caracteres para el nombre de archivo, sumando solo Tres Caracteres para su extensión, además de carecer de barreras de seguridad, modificación o escritura para los ficheros, haciendo que cualquier usuario pueda ejecutarlos y/o modificarlos.

Actualmente este formato está comenzando a quedar en desuso, siendo solamente relegado a Medios Extraíbles por la menor cantidad de espacio consumida en su formateo (es decir, la porción del disco que no podremos utilizar), sumado a que tiene un límite de capacidad de almacenamiento de 32 GB, requiriendo que tamaños superiores sean asignadas al Sistema de Archivos NTFS.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"