Definición de Escritorio



Seguramente muchos de vosotros lectores habéis pasado horas y horas utilizando el mismo Sistema Operativo, y sin lugar a dudas que cuanto más tiempo pasamos frente al ordenador y podemos encontrar formas de personalizarlo, más cómodo se hace el trabajo en el mismo, y es por ello que en esta ocasión traemos una breve reseña sobre una parte fundamental del mismo, que utilizamos inevitablemente, pero que a veces cuesta conceptualizar correctamente.

Definimos entonces como Escritorio, aunque su nombre correcto sería el de Entorno de Escritorio a una de las formas de interfaz de usuario más aceptadas a la hora de crear un lugar de trabajo dentro del equipo de modo que sea fácil de utilizar, con una interfaz gráfica simple e intuitiva, que permite realizar un manejo del equipo de la forma más fácil posible.

Una de las partes fundamentales que encontramos en el Escritorio está dada por la carpeta en sí, siendo la pantalla principal que se abre a la hora de iniciar el sistema operativo, pero además contando con los íconos de las Aplicaciones que utilizamos más a menudo, sumado a los Documentos o Archivos Frecuentes, aunque esto claro está, es algo completamente personalizable por el usuario, por lo que “Cada Escritorio es un entorno de trabajo diferente

Entre los componentes principales y esenciales del Entorno de Escritorio encontramos justamente una Barra de Herramientas que se encuentra en la parte inferior de la pantalla, a menos que el usuario lo cambie, sumado además a los Íconos que se encuentran en la parte principal de la misma (que hemos reseñado anteriormente), añadiéndose el Fondo de Pantalla (que puede ser predeterminado por el sistema operativo, o bien completamente personalizado con una imagen elegida por el usuario)

Una de las partes más importantes que se encuentra en el Escritorio está dada por la ubicación de la Barra de Tareas, que es por analogía un índice que nos permite encontrar rápidamente las aplicaciones que se están ejecutando bajo el formato de Ventanas, pudiendo seleccionar cada una de ellas por su respectivo ícono, o bien simplemente visualizar que estén trabajando en Segundo Plano (es decir, sin la intervención del usuario)

Cada uno de los Sistemas Operativos apela justamente a su propio diseño, contando con un comportamiento definido para cada estructura, y lógicamente su Interfaz Gráfica equivalente, siendo quizá el más reconocido el de los Sistemas Operativos Microsoft, por ser uno de los más instalados en los ordenadores del mundo.

Este se destaca por la aparición de un Botón Inicio que es la guía a todas las aplicaciones y herramientas que encontramos en el Sistema Operativo, sumado a una Barra de Acceso Rápido que nos acerca a las aplicaciones más utilizadas, mientras que en un rincón inferior derecho tenemos las funciones de Reloj y las aplicaciones de Inicio Rápido que se encuentren ejecutando en segundo plano y en forma permanente.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"