Definición de Entorno



La definición clásica de entorno se refiere al espacio que nos rodea, y con el que interactuamos. Este espacio puede ser virtual o real, dependiendo de a que nos refiramos, teniendo entorno natural, físico, social, económico, político...  En el mundo de la informática se refiere a los programas que facilitan la comunicación con el ordenador, intercambiando información con él sobre lo que deseamos hacer, transmitirle órdenes y es definitiva trabajar con ellos.

La importancia del entorno se basa en que los ordenadores trabajan con un código binario casi imposible de usar por los seres humanos. Es por ello que necesitan algo que traduzca lo que el ser humano dicta a órdenes comprensibles por el ordenador, los llamados lenguajes de programación. Como incluso el uso de esos lenguajes es excesivamente complicado para la mayoría de los usuarios, los programadores han diseñado múltiples entornos que permiten la interacción de personas y máquinas de un modo más sencillo, conociendo unos rudimentos básicos del sistema operativo.

Los primeros entornos estaban basados en texto. Mediante el uso del teclado, se escribían órdenes que se transmitían directamente al ordenador. Entre este tipo de entornos podemos destacar el DOS o el UNIX. Con el avance de la informática, los entornos se fueron haciendo más accesibles debido sobre todo a la entrada de los ordenadores personales en los hogares de medio mundo, y a que la mayor parte de los usuarios potenciales no tenían conocimientos técnicos previos. Así, la sencillez de uso se fue imponiendo por encima de la rapidez, apareciendo los primeros entornos gráficos, que permitían visualizar mejor los contenidos y facilitaban las labores más comunes. Ejemplos de estos entornos serían el Windows, MAC/OS, Android... etc.

Fuese como fuese todos los entornos tienen un interfaz visual que permite al usuario transmitir las órdenes. La diferencia entre ambos tipos de entornos se basa en que unos usan un interfaz gráfico de usuario (GUI) y otros uno de texto, también llamado consola o línea de comandos. En general los sistemas operativos gráficos incluyen opciones para ejecutarse en modo de texto (con capacidades reducidas, obviamente), como es el caso de Linux, por ejemplo, que posee además de la consola de texto, varios entornos gráficos distintos que puede elegir el usuario. Incluso muchos entornos gráficos convivieron durante años con otros entornos de texto, ejecutándose desde ellos. Sin ir más lejos, Windows no fué un sistema operativo como tal hasta la llegada del Windows 95, hasta la versión 3.11 se ejecutaba como un programa dentro de MS-DOS.

Bien, estamos hablando de entornos como sistemas operativos, pero esto no es del todo correcto: muchos programas usan entornos propios, totalmente diferenciados del entorno del sistema operativo, aunque se ejecuten dentro de este. Es el caso de muchos juegos o aplicaciones, que tienen su propio entorno gráfico, y por tanto su propio modo de interacción. Para diferenciar los entornos de un programa a los de un sistema operativo, se suele usar el término de entornos de escritorio para estos últimos.

Existen también los llamados entornos integrados, con los que se agrupan varios programas relacionados entre si bajo una misma apariencia. En general a este tipo de integración se le acostumbra llamar suite, y como hemos dicho consiste en varios programas diferentes que usan una forma de interacción común, esto es, el mismo entorno.

Por último señalar que también se suele llamar entorno de usuario a la zona en donde realiza su labor un trabajador informático, lo que incluye tanto el ordenador, como sus periféricos, el escritorio, la silla y el espacio próximo que lo rodea. Garantizar un entorno de usuario agradable permitirá mejorar el rendimiento y la percepción del trabajador o usuario de su trabajo.

 

 

 

 


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"