Definición de Entidades



  En general definimos una entidad como algo concreto o abstracto, pero que existe y por tanto es uno y diferente del resto. Puede ser una persona, una empresa, un animal e incluso en ciertos contextos incluso objetos y cosas, aunque generalmente se refiere a una colectividad que puede considerarse una unidad. Su estudio en profundidad lo dejaremos para el campo de la metafísica, la sociología o la psicología.

Para la tecnología y la informática, una entidad es un concepto que se refiere fundamentalmente a dos campos:

1) En el campo empresarial, una entidad sería cada parte de una empresa que formase parte del entorno de esta y que además tuviese información relevante para ella. Así, para una empresa, serían entidades los clientes, los proveedores e incluso las facturas. Del mismo modo, la empresa sería una entidad para los clientes y los proveedores, siendo pues una relación recíproca. En general el concepto de entidad se refiere a todo aquello que funciona como una unidad, con un objetivo o intereses comunes, por lo que podemos hablar de entidades económicas, políticas, sociales... etc. Asimismo, una entidad serían corporaciones, agrupaciones o sociedades de varias empresas o agrupaciones de diverso tipo, siempre y cuando funcionasen en conjunto bajo un mismo objetivo.

También existe un concepto relacionado que define la entidad como cada parte de un estado: serían entidades las provincias, las comunidades, los ayuntamientos...

 

2) Se define una entidad (o instancia) como una unidad de una base de datos que contiene información. Esta unidad es una representación dentro de la base de datos de un objeto, persona, empresa... etc, del mundo real, y como tal posee ciertos atributos que la diferencian del resto de entidades. Así por ejemplo, en una base de datos de una oficina, una entidad podría ser el material de oficina, otra los empleados, otra los ordenadores, incluso el ambiente laboral, la empatía y cosas más abstractas. Cada una de estas entidades tendría ciertos atributos propios. Así, los empleados tendrían atributos como nombre, edad, estatura... los ordenadores otros como identificador, procesador, año de compra... y así para cada una de ellas.

En una base de datos compleja pueden existir entidades relacionadas entre si por diversos parámetros o atributos, de tal modo que la existencia de una puede ir ligada a la existencia de otra. Así, las entidades pueden ser fuertes (existen por si mismas) o débiles (su existencia depende de que exista otra entidad). Las relaciones entre entidades suelen describirse en el esquema de la estructura de la base de datos e incluso pueden agruparse entre si para formar conjuntos de entidades, también llamados clases.

El modelo Entidad-Relación es de hecho uno de los más importantes a la hora de diseñar e implementar una base de datos con éxito. Mediante este modelo se relacionan una o varias entidades por sus atributos, que pueden ser comunes o no a varias de ellas (el coste es un atributo común a un ordenador y a una silla, por ejemplo).


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"