Definición de Digital



El término digital se usa comúnmente para referirse a todos aquellos sistemas que representan, almacenan o usan la información en sistema binario, esto es, a casi todos los aparatos electrónicos e informáticos que nos rodean actualmente.

Muchos usuarios han retomado sin embargo el significado más antiguo de la palabra digital (referido a los dedos o extremidades del ser humano), y le otorgan el calificativo de digital a los aparatos informáticos que pueden operarse con los dedos, como pantallas táctiles, móviles, teclados... etc...  su razonamiento se basa en que si no se usan los dedos, no deben ser llamados así.

También se usa frecuentemente el término digital para aquellos aparatos que transmiten la información por medios de números (dígitos). Así, un reloj podría ser digital, del mismo modo que una calculadora... etc.

De cualquier modo, el uso más extendido del término es el primero, equiparando los sistemas que usen códigos digitales (con dígitos) a los sistemas digitales. El código digital más extendido es el binario, que usan casi todos los ordenadores y que otorga dos posibles valores (uno y cero) a cada unidad de información, construyéndose esta a través de enormes cadenas lineales de ceros y unos.  Del mismo modo, nuestro sistema numérico es también un sistema digital, puesto que usa dígitos del 0 al 9. No es frecuente, pero algunas máquinas se pueden basar en él.

Lo digital es lo contrario de lo analógico. En general la información a través de un medio analógico permite infinitos valores y gradaciones (es continua), mientras que en un medio digital está limitada a la información que se pueda representar con las variaciones del sistema binario. Por poner un ejemplo, un reloj digital puede marcar las 8:30 y luego pasa de repente a las 8:31. Uno analógico va desplazándose lentamente marcando todos los estadios intermedios de ese valor. Lo que podría parecer una ventaja se transforma en un grave inconveniente cuando lo que queremos es transmitir información de manera precisa y fiable. Para que dos máquinas se entiendan deben identificar el mensaje que les llega desde la otra, y eso con el sistema analógico es mucho más difícil de conseguir.

Afortunadamente casi todo hoy en día puede convertirse de analógico a digital, con mayor o menor esfuerzo. La música de los vinilos, una vez transmitida en ondas, por ejemplo, puede ser codificada y copiada fielmente por un grabador digital. Es por eso que hoy en día los sistemas digitales están extendidos por todas partes... tenemos televisión digital, ordenadores digitales, pantallas, mandos, música, vídeo...


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"