Definición de CPU



Sin lugar a dudas que una de las partes más importantes del equipo es la del CPU (siglas en inglés de Central Procesor Unit), también conocida como Microprocesador, llamada también Procesador, o bien su nombre en español de Unidad Central de Procesamiento, siendo considerado por muchos como “el cerebro del ordenador” y como tal, es una parte que no debe faltar y es esencial para el funcionamiento.

Al igual que un Cerebro, su función está justamente la de impartir órdenes, recibiendo toda clase de impulsos provenientes de otros dispositivos, y consistiendo en un Sistema Electrónico Avanzado que actúa como una especie de centro del equipo, donde cada uno de los componentes confluye en su Circuito Electrónico y se encarga de recibir y transmitir una gran cantidad de Energía Eléctrica.

Como muchos sabrán, un ordenador está basado en un Código Binario que consiste en ceros y unos, que a su vez representan la transmisión o no-transmisión de energía eléctrica, siendo ésta proveniente de una gran cantidad de dispositivos que ponen en funcionamiento su funcionalidad de realizar cálculos de tipo aritméticos y lógicos, que si bien son simples, se realizan en una alta velocidad y comprendiendo distintos ciclos.

Estas operaciones comprenden la Suma, Resta, Multiplicación y División, como también se realizan las respectivas operaciones Lógicas que son conocidas como “YES, NO, OR, AND“, para lo cual recurre inclusive a las Memorias (teniendo sobre todo una fuerte interacción con la Memoria RAM) lo que garantiza un mayor rendimiento y eficacia en su funcionamiento.

La ubicación del CPU en un equipo está en la Motherboard, que tiene destinado el conocido como Socket de CPU, o bien su equivalente en español Zócalo de Procesador, que cuenta con una conexión específica para cada modelo de Microprocesador, sumado además a un Sistema Refrigerante que puede incluir desde la adhesión de un Disipador hasta al menos un Ventilador, conocido frecuentemente como Cooler, que se encarga de remover el calor presente en dicho dispositivo.

Debemos recordar, entonces, que cada “cálculo matemático” representa el traspaso de energía eléctrica,  y que a mayor capacidad de operación, también tendremos una mayor cantidad de energía que circula por el mismo, lo que representa a su vez una mayor emisión de calor, requiriendo por ello la utilización de este u otros sistemas combinados.

Un término que suele estar asociado a ello es justamente la Frecuencia, siendo mensurada en ciclos de Hercios y sus respectivos múltiplos de Kilohercios, Megahercios o Gigahercios, representando la cantidad de cálculos que pueden realizar en un tiempo determinado.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"