Definición de Conversión



Conversión es un concepto muy amplio que engloba muchos significados. Principalmente significa cambio, trueque, substitución... Hablamos de conversión de moneda cuando cambiamos una divisa por otra, o que alguien se convierte cuando abraza una religión o creencia, o hablamos de convertir medidas cuando pasamos de metros a pulgadas. En el ámbito de la informática pasa algo similar, existen múltiples significados según el contexto en el que estemos. Así, podemos hablar de:

a) Conversión de sistemas de información: cuando lo que cambiamos es el sistema en que almacenamos los datos en el ordenador, o como lo tratamos. Cada sistema de información trata los datos de una manera y los almacena de acuerdo a unos parámetros propios de ese programa. Por ejemplo, pongamos que tenemos una base de datos de niños, que incluye la edad y el nombre. Si queremos ampliar esa base de datos y por ejemplo, hacer una ficha individual de cada niño con muchos más datos, con fotografías.. etc.. y el programa que usamos no lo permite, necesitaremos cambiar de programa. Y para pasar los datos antiguos al programa moderno, necesitaremos hacer una conversión de sistema de información, que puede ser manual o no (el cambio de software, pasar de un programa a otro, es lo que se llama commigrar).

b) Conversión de sistemas de computación: al igual que en el caso anterior, se produce cuando existe un cambio, pero en este caso el cambio se produce en el hardware, osea que lo que se cambia es el ordenador o sus periféricos. Pongamos el típico ejemplo de una empresa cuyos ordenadores se quedan en un momento dado obsoletos y decide substituirlos todos. Esto sería un cambio que se produce muy a menudo, y los programas y datos no necesitan ser cambiados, sino simplemente trasladados a los nuevos componentes (aunque en ocasiones no sea posible), desde donde se podrá seguir trabajando con ellos.

c) Conversión de medios: con esto nos referimos al cambio en diversos medios, pudiendo ser estos de almacenamiento, de comunicación... etc. Si llevais mucho tiempo en la informática, recordareis como han pasado muchos formatos de almacenamiento por los ordenadores. Cada medio trataba los datos en él almacenados de una forma distinta. Por ejemplo, las cintas de audio grababan la música de forma muy distinta a como se hace hoy en día en un mp3. Hubo ahí un paso hacia la música digital, y por tanto se hizo una conversión de medios de almacenamiento. Otro cambio que puede servir para ilustrar estes cambios sería por ejemplo, la llegada de los satélites y su revolución en el mundo de las comunicaciones. El paso de la TV analógica a la digital sería un ejemplo de cambio de medios de comunicación.

d) Conversión de datos: consiste básicamente en convertir los datos de un formato de archivo a otro. Cada formato es creado por uno o varios programas siguiendo ciertas normas, y se codifica de modo que sólo podrá abrirse o leerse siguiendo esas normas. Este tipo de conversión es la más utilizada e incluye casi todo tipo de datos que se puedan manejar: documentos, video, audio, bases de datos, hojas de cálculo... etc...
Aunque la conversión está a la orden del día en la informática actual, y existen programas para convertir casi cualquier dato o formato, esto no es siempre posible. El principal problema es la incompatibilidad, lo que a veces obliga a migrar los datos de un programa o sistema a otro manualmente. Para que una conversión sea exitosa, es necesario descodificar los datos del formato original, copiarlos y luego codificarlos en el formato original. Pero para descodificar es preciso conocer bien el proceso por el cual el primer programa codifica. Y esto debido a temas de copyright, a que no se tenga el cñodigo fuente... etc, a veces no es posible, lo que dificulta mucho la tarea. Tanto es así que existen programas y empresas que se dedican en exclusiva a la conversión de ciertos datos, documentos... etc... Una conversión manual puede ser una labor tan ardua que a veces desaconseje el cambio, pero estas empresas y programas se basan en la ingeniería inversa para lograrlo sin necesidad de años de trabajo.
Muchas veces la conversión se realiza con pérdida de datos o de funcionalidades. Esto se debe a que el nuevo formato no soporta las características del antiguo. Por ejemplo, si una imagen de alta resolución la convertimos a una imagen de móvil, esta conversión posiblemente se hará con pérdida de calidad de imagen y resolución. Se debe tener cuidado cuando se convierten datos asi, pues las pérdidas que haya durante la conversión serán dificilmente recuperables (si no imposibles) luego.
Una forma de conversión de datos diferente es la conversión de datos en ondas o pulsos y viceversa, que permite las conexiones inalámbricas y la propia existencia de internet. En este caso los datos digitales son convertidos en otro tipo de datos para que puedan ser enviados remotamente, si bien el concepto es el mismo.

e) Conversión de programas: esta conversión se basa en cambiar el código fuente de las aplicaciones para que puedan funcionar en otro soporte o sistema operativo. Así, lo que hacen es convertir un programa de por ejemplo, windows, para que funcione en Mac-Os, Android o cualquier otro sistema informático. Es una labor muy compleja, exclusivamente realizada por programadores, y requiere tener el código fuente de la aplicación, pues de otro modo es imposible de copiar.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"