Definición de CMOS



Como en todo desarrollo tecnológico, existe un estudio previo para poder aplicar una tecnología determinada y sacar un máximo provecho de la arquitectura predefinida, y es por ello que en esta ocasión hablaremos de una de las que se aplica sobre el corazón de todo equipo, el Procesador, que tiene como premisa fundamental el menor consumo energético posible.

Esta tecnología lleva el nombre en inglés de Complementary Metal Oxide Semiconductor, y es mayormente conocido gracias a su acrónimo, CMOS, estando presente no solo en este campo de la informática sino también en la fabricación de los distintos Circuitos Electrónicos Integrados, conocidos popularmente como Chip o Microchip.

Este material de tipo Semiconductor (es decir, que dependiendo de ciertas condiciones permite o no el paso de energía eléctrica) es el utilizado por excelencia en la fabricación de los Procesadores, contando con dos circuitos que representan una doble polaridad: Por un lado el polo Negativo (NMOS) y por otro lado su opuesto Positivo (PMOS)

Su funcionamiento sigue la premisa fundamental del menor consumo energético posible, logrado cuando solo uno de los circuitos está funcionando en un momento inespecífico, por lo que es apto para poder ser utilizado en Dispositivos con Baterías, y lógicamente en una amplia gama de Ordenadores Portátiles no tan sofisticados.

La principal ventaja está, tal como hemos dicho, en que tiene un Bajo Consumo Eléctrico, lo que genera una alta impedancia de entrada y solamente contar con Corrientes Parásitas cuando esté en estado de reposo, sin tener conexión directa con la fuente de donde proviene la corriente eléctrica y la descarga a tierra.

Si bien la tecnología de fabricación tiene un altísimo desarrollo, los circuitos CMOS son muy fáciles de diseñar, además de ser perdurables y resistentes al ruido o la degradación de señal, debido al metal que es utilizado en los circuitos y por contar con una funcionalidad regenerativa.

Como inconveniente encontramos que la velocidad de los CMOS es ligeramente inferior respecto a la de otras tecnologías, además de una vulnerabilidad al fenómeno conocido como Latch-Up, que consiste en una baja resistencia a la corriente eléctrica que proviene de la Fuente de Alimentación, lo que hace que lógicamente el dispositivo se destruya.

Esto ha sido solucionado con el paso del tiempo con la incorporación de mejores técnicas de diseño, mejorando las conexiones tanto de Alimentación como de Masa que estén presentes en el CMOS, lo que también contribuye a la disminución de las corrientes parásitas anteriormente mencionadas.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"
Entradas relacionadas clave