Definición de Cliente / Servidor



En el mundo de la informática existe un modelo de aplicación que nos permite establecer una estructura predeterminada para las aplicaciones respectivas a los servicios y los distintos proveedores de tales, en los cuales existe una especie de Oferta y Demanda, que es cubierta justamente por dos actores principales, el Cliente y el Servidor.

La arquitectura informática de Cliente / Servidor tiene como principio fundamental la agrupación de todo tipo de aplicaciones en dos grupos fundamentales, que sería básicamente dividir aquellas aplicaciones en las que se ofrecen distintos Servicios específicos y funcionalidades acordes, mientras que por otro lado están aquellos programas que hacen uso de los servicios mencionados.

En el caso de las aplicaciones consideradas dentro del grupo de Clientes, tal como hemos dicho las funcionalidades están basadas en la utilización de un Servicio que es provisto justamente por las del otro grupo, teniendo en este conjunto todo el Software que si bien hace uso de las partes físicas del equipo (Componentes de Hardware) no tiene la capacidad de generar procesos por sí mismo.

Es por ello que para que funcionen necesita contar con un Servidor como sustento, siendo éste el que le brinda el acceso y la base a su funcionamiento, siendo un claro ejemplo de ello los ordenadores que están conectados mediante un nodo a un ordenador principal que le brinda las funciones y los datos necesarios para ejecutar una orden específica.

En el caso opuesto encontramos el de los Servidores, siendo en este caso una plataforma en el cual se brindan los distintos Servicios que están en un funcionamiento constante esperando por la solicitud del Cliente para poder funcionar en conjunto, enviando la información solicitada y la respuesta a cada requerimento de acción, cohesionando inclusive distintos Servicios al mismo tiempo, y pudiendo actuar con varios Clientes a la vez.

Esto permite no solo la aplicación de Redes de una extensión determinada (como Redes LAN de Área de tipo local, a nivel hogareño o empresarial, o más amplias Redes WAN) a un sistema determinado, sino también realizar tareas integrándose a un Servidor determinado dentro de este espacio, o bien trabajar en forma autónoma, simplemente con el Cliente que esté presente en cada terminal aislado.

Es posible ello ya que si bien el Servidor es el sustento para algunas funciones del Cliente, no debemos olvidar que éste último cuenta también por su parte con todo tipo de Aplicaciones y Archivos que están alojados en forma local allí, brindándole una autonomía absoluta en su funcionamiento para dichas tareas.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"