Definición de Archivo Ejecutable



Un ejecutable es un archivo diseñado para poder iniciar un programa. En su interior están pues las instrucciones precisas para poder ejecutar un programa determinado o varios. Los ordenadores pueden realizar todo tipo de tareas, pero para ello debe indicárseles como. Son como un niño a quien debe decírsele paso a paso lo que hacer y cuando. En su memoria base suelen cargarse las instrucciones básicas, y el sistema operativo carga comandos adicionales, que le permiten realizar las tareas más simples. La tarea de un programador cuando hace un programa es decirle al ordenador como debe usar esos comandos básicos que ya sabe para poder realizar lo que el programa quiere hacer, sea mostrar una imagen, escribir texto, guardar un documento... etc.

Generalmente la extensión más común para los ejecutables es la .EXE en Windows (que viene de abreviar EXECUTABLE en inglés), pero también existen diversos tipos de ejecutables con extensiones distintas: por ejemplo, los .COM (que fueron los primeros), los .BAT (archivos de procesamiento de lotes, que permitían encadenar la ejecución de varios programas sucesivamente), incluso algunas librerias como .DLL que contienen información adicional para el sistema operativo y pueden ser ejecutados por este. Es de reseñar que en general cualquier archivo ejecutable necesita un sistema operativo para ejecutarse, puesto que es el sistema operativo quien le permite al ordenador entender lo que dice el archivo y llevarlo a cabo, (recordemos que es el S.O. quien carga en el ordenador las órdenes básicas que luego servirán para ejecutar el programa). Hay excepciones a esta norma, pero son pocas.

El archivo ejecutable puede venir solo o bien acompañado de más archivos. El caso es que será siempre él quien inicie la ejecución, carga y manejo de esos archivos. Es como el interruptor que dá paso a que la luz se encienda. Para crearlos, el programador suele usar un lenguaje de programación que le permitirá crear un código fuente entendible para él y luego codificarlo para que pueda ser entendido por el ordenador (proceso que se llama ensamblaje). La codificación genera un resultado en código ASCII, que puede ser leido por el ordenador, pero no por el porpio programador. Los lenguajes de programación varían según la plataforma y el objetivo, existiendo muchos y muy distintos.

Un caso que merece mención son los archivos autoejecutables, que ya incluyen en su interior las instrucciones para realizar las labores necesarias por su cuenta. La ventaja de estos autoejecutables es que no precisan el programa original para ejecutarse, por lo que pueden ser ejecutados en cualquier computador.

También se dice muchas veces que un procesador de texto ejecuta un documento, o un reproductor ejecuta un video, aunque no sería correcto técnicamente hablando, puesto que no son archivos ejecutables, sino más bien ejecutados por el programa que los lee. Un archivo ejecutable debe traer en su interior siempre las instrucciones necesarias para ejecutar o iniciar un programa.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"