Definición de AGP



AGP son las siglas de Accelerated Graphics Port. Es un puerto situado en la placa base del ordenador, especialmente creado para ser usado con tarjetas gráficas. En general es de color marrón y algo más pequeño que los puertos PCI, con 32 pins de conexión (aunque su número puede variar).

Los nuevos ordenadores y programas de finales del siglo XIX incluían posibilidades para el tratamiento de gráficos y animaciones 3D hasta el momento nunca vistas. Sin embargo, estos gráficos en tres dimensiones necesitaban un procesamiento muy potente y ocupaban demasiados recursos. Se hizo entonces preciso el incluir una tarjeta gráfica en los ordenadores que derivase gran parte de eses procesos y los llevase a cabo para liberar al procesador, a la CPU, de parte del trabajo. El principal problema es que los puertos PCI que había hasta el momento para conectar las tarjetas no estaban diseñados para estas, de modo que la creación de un puerto propio fué un paso natural. Ese puerto era el AGP.

Fué muy usado desde su creación en 1997, hasta que fué reemplazado paulatinamente por los nuevos puertos PCI Express (PCIe), casi diez años más tarde. Salieron varias versiones, entre las que destacan la AGPx1, AGPx2, AGPx4 y AGPx8, que fundamentalmente variaban en su velocidad de transferencia de datos y en el voltaje usado.  Al ser diseñadas exclusivamente para tarjetas gráficas, se cuidó mucho que las nuevas versiones de los puertos fuesen totalmente compatibles con las viejas tarjetas gráficas, a fin de evitar incompatibilidades.

Actualmente, y basándose en la tecnología AGP, se han creado algunas variantes modernas, si bien con poco éxito, y sólo usadas en ámbitos profesionales.

En realidad el puerto AGP era un puerto PCI modificado, que permitía una comunicación directa de la tarjeta gráfica con la memoria del ordenador. Anteriormente, en los puertos PCI, el puerto pedía permiso a la CPU para usar la memoria del ordenador y asi leer la información gráfica, que luego procesaba la tarjeta. En los AGP, no era necesario solicitar nada al procesador, sino que la tarjeta podía acceder directamente a la memoria del ordenador, sin intermediarios. Además,  su velocidad de transferencia de datos también era mayor. Las tarjetas PCI tenían un ancho de banda de unos 100 MBs/s, mientras que las AGP tenían velocidades que variaban entre los 266 MBs/s de las primeras versiones, a los más de 2000 MBs/segundo en las últimas (AGPx8).

Al igual que los puertos PCI, también trabajaban en 32 bits, pero su velocidad interna de trabajo era el doble que los puertos PCI normales (66 Megaherzios), lo que también era un ventaja evidente.


>> Siguiente >>



Te gustó esta info? Colabora con un "me gusta"
Entradas relacionadas clave