MasterMagazine

Aprovechar viejos servidores como Workstations de alto rendimiento


Las empresas de venta de material informático usado han crecido enormemente en el mercado por el cambio de tendencia en la computación, que ha frenado su progreso hacia el rendimiento para orientarse hacia el bajo consumo. Es por eso que es muy frecuente encontrar ordenadores nuevos con un rendimiento equivalente a un ordenador de hace ya tres años. Y ello ha ocasionado que el reciclaje de material informático usado sea algo muy factible, aunque con ciertas conjeturas por el desgaste de los componentes.

Así como es posible encontrar montones de equipos de sobremesa usados, también es posible encontrar servidores, que suelen venir trufados de prestaciones que el entusiasta está deseoso de experimentar, como por ejemplo la posibilidad de meter dos procesadores en una placa para conseguir bestias de 8 cores (16 threads) o inclusive 12 cores y (24 threads) o usar discos SAS de 15.000RPM.

Pero los fabricantes no van a ponernos el camino fácil, por eso en este artículo desvelamos algunos de los secretos que hemos experimentado al recorrer este camino.

t410

Primero de todo, hay que reconocer que los módulos de memoria usados en servidores no son los mismos que se usan en los ordenadores de escritorio, son módulos con tecnología ECC (corrección de errores) y son más caros que los normales, aunque cuando su antigüedad llega al de material de segunda mano, se pueden encontrar buenas ofertas por la poca demanda que hay (de momento) de este tipo de material.

Luego hay que saber que los procesadores para servidores no son de zócalo 1155 o 1150, son de zócalo 1366 o 2011. Lo mismo que las memorias: cuando son nuevos son carísimos, pero en el mercado del usado hay buenos negocios que hacer.

Lo peor, y muy a menudo es insalvable, está en el sistema de gráficos:

Generalmente los servidores suelen traer una tarjeta gráfica de paupérrimas prestaciones, y el adjetivo “paupérrimo” no se refiere a las prestaciones de una tarjeta gráfica “integrada” sino al rendimiento pobrísimo de una Matrox G200 de hace 15 años, que la mayoría de los fabricantes de servidores nos incluyen en sus placas base: Dell, HP, SuperMicro, y otros. Por aquellos años, todos íbamos con pantallas de 800x600 o 1024x768. Podemos imaginar el rendimiento que va a tener en una pantalla actual de 1600 x 900 píxeles (ni tan solo FullHD).

Para mejorar el rendimiento gráfico hay que pensar en añadir una gráfica PCIExpress x16, pero los fabricantes no nos suelen hacer este regalo en los Slots de expansión: todos los slots suelen ser PCIExpress x8 en lugar de PCIExpress x16. La razón es que esta es una forma que tienen los fabricantes de defensar el mercado de las workstations del mercado de los servidores. Los servidores tienen mucha potencia y buen almacenamiento, pero el rendimiento gráfico es muy pobre. Las workstations lo tienen todo.

T410Mainboard

Se pueden encontrar tarjetas gráficas PCIExpress x8 pero son raras, y claro, no es el mismo rendimiento que una x16.

PCIEx8VGA

Para el caso que el fabricante nos “regale” un PCIExpress x16, asegurarse si está cableado como un x8 o un x16, pues este caso también es extremadamente frecuente.

El fabricante, además, puede que no nos ponga fácil la expansión de vídeo, y puede que fuerce a salir todos los mensajes de BIOS y arranque por la tarjeta embedded, y que solo podamos ver algo por la PCIExpress tras cargar el sistema operativo.

El Sonido es relativamente sencillo:

Hay que encontrar una tarjeta de sonido PCIExpress x1. No hay problema en poner una PCIExpress x1 en un slot PCIExpress x8. Hay SoundBlasters interesantes y alguna Cmedia.

sound_PCIEx1

Para escribir este artículo, nosotros hemos logrado convertir un servidor DELL Poweredge T410 en Workstation y lo hemos conseguido, aunque en el tema gráfico nos hemos quedado cortos por su bus PCIExpress x8. Hay que reconocer que sus Xeons con un total de 8 cores y sus 16 threads trabajan bastante bien con vídeo.


Por Marc Malagelada el 09/07/2015

Historias relacionadas

Volver al inicio