MasterMagazine

Presunta estafa en una compañía de encuentros amorosos online pone de manifiesto la debilidad de un sector de mucho crecimiento


Presunta estafa en una compañía de encuentros amorosos online pone de manifiesto la debilidad de un sector de mucho crecimiento
Match.com y Yahoo! acusadas en los Estados Unidos de prácticas contrarias a la ética que deben seguir los sitios de encuentros amorosos.

Encontrar pareja es siempre un tema delicado, ya sea en la "vida real" o a través de Internet -¿realmente debemos excluir al segundo término como parte del primero?-, y no es extraño encontrar agencias que se dedican a facilitar los encuentros entre personas con afinidades para provocar al destino y ver si surge esa "chispa"... y desaprensivos que se aprovechan de la falta de afecto que sufren algunas personas que se encuentran solas con el único propósito de enriquecerse a su costa sin preocuparse del coste humano de sus acciones. Esta es la situación con la que un numeroso grupo de usuarios del reputado site de encuentros amorosos Match.com se ha encontrado (en Estados Unidos), y no han tardado en interponer las primeras demandas.

Las supuestas prácticas fraudulentas de la empresa iban desde la creación de falsos perfiles de usuario para engañar a sus asociados, hasta el uso de tácticas para obligar a estos últimos a adquirir paquetes de servicios de pago para contentar a sus supuestos romances virtuales. Empleados de la misma compañía se encargaban de redactar las encendidas cartas de amor de los falsos usuarios, así como de mantener viva la llama del supuesto amor.

Incluso, y según algunas de las denuncias, los mismos empleados de Match.com llegaron a personarse en citas con usuarios del sistema para promover actividades de marketing y ventas.

La compañía se ha defendido de forma extraoficial (hasta la fecha no existe un comunicado oficial sobre el asunto) aludiendo que disponen de una férrea política de seguridad para evitar precisamente prácticas como esta, y que su número de empleados es insuficiente para cubrir el número de citas que argumentan los acusadores.

Dejando de lado la inocencia o culpabilidad de Match.com (recordemos que en toda sociedad justa y democrática existe la presunción de inocencia y el derecho a un juicio justo), este caso no representa más que la punta del iceberg de las estafas y engaños en el campo de las relaciones y la búsqueda de pareja por Internet.

La misma Yahoo! se ha visto también afectada (y también en los Estados Unidos) por acusaciones de presuntas prácticas ilícitas, y más concretamente de alterar los perfiles de sus usuarios para conseguir que "encajasen" entre ellos.

La mayor parte de los fraudes tienen como víctimas a hombres que buscan contactar con mujeres, aunque no dejan de haber casos en que es al contrario. Y esto es aprovechado no solamente por algunos proveedores de servicios de contactos, si no también por bandas organizadas que crean falsos perfiles. En estos casos, la técnica empleada consiste en la manipulación psicológica de la víctima.

Si usted es usuario de este tipo de servicios y quiere comprobar si se está enfrentando a un contacto real o a una estafa, hay una serie de pautas de comportamiento que debe vigilar:

- Si le piden dinero sospechen sistemáticamente. Piénselo bien: cuando le cuentan una situación personal difícil ante la que es imposible resistirse a echar una mano con algo de dinero... ¿tiene forma de comprobar que eso está pasando realmente?
- Nadie está online 24 horas al día. Si su amor está siempre en Internet y le responde rápidamente a todos sus mensajes... ¿no es muy raro?
- Encontrar un amor es relativamente fácil o difícil, según se mire, pero... ¿realmente cree que pueden haberse enamorado de usted -de cualquier persona- con solamente unos mails? La mayoría de los mortales somos mucho más desconfiados y tardamos más en enamorarnos de una persona.


Por MasterMagazine el 11/12/2005

Historias relacionadas

Volver al inicio