MasterMagazine

Google Chrome: ¿un navegador espía?


Firefox se tendrá que comer a otro navegador, ya no es suficiente con Internet Explorer, el zorro de fuego tiene hambre y le gustan los monopolios.

El 3 de septiembre publicamos en MasterMagazine la noticia del lanzamiento de Google Chrome. En ese entonces la salida del navegador del monopólico Google despertó la polémica entre informáticos dado que su licencia (condiciones de uso) proponía que le entregáramos a la empresa californiana una licencia irrevocable, perpetua, libre de derechos y mundial sobre cualquier contenido que nosotros publicáramos o mostráramos a través de ese servicio, con lo cual Google podría reproducir nuestros contenidos, adaptarlos, traducirlos, modificarlos, publicarlos y ejecutarlos públicamente sin que nosotros tuviéramos derecho alguno.

Pocos días después, la gente de la empresa quitó tal texto opresivo haciendo honor a su estrategia "no evil" (no ser demoníaco), pero aún así quedó algo "en el tintero", y es que Google Chrome se basa en Software Libre pero no es software libre. ¿Cómo es esto? La licencia que se sigue otorgando al usuario del programa binario es restrictiva al estilo tradicional. Chromium es libre, Chrome no es libre, es una modificación de Chromium tornada privativa (ver EULA).

Por si fuera poco, corre sólo en Windows, lo cual es decepcionante para la comunidad del Software Libre... la gente de Google se apresura a informar que pronto estará lista una versión para GNU/Linux e incluso Mac.

Desde lo técnico, el foco está puesto en la sencillez y en la velocidad de respuesta: dos puntos con los cuales Google hizo su fortuna como buscador Web.



¿Qué tal la política de privacidad?

Luego de leer las condiciones de privacidad, me gustaría ver a Firefox comiéndose no sólo a Internet Explorer (ver el dibujo en este artículo), también a Google Chrome.

Se dice que para que el navegador pueda recomendar de manera automática términos o direcciones Web que podríamos estar buscando, es necesario enviar a Google la dirección de cualquier página web que introduzcamos en la barra de direcciones.

¿A alguien le parece sensato esto, no es propasarse con el usuario espiar todas las direcciones que introduce en su navegador? La opción viene habilitada de manera predeterminada, pero puede deshabilitarse (¿cuántos lo harán?).

También seguirá un registro de las direcciones que intentamos ingresar pero no existen... del mismo modo, podremos deshabilitar esto...

Cuando visitamos un sitio web que parece inseguro, se enviará a Google una copia resumida de la URL, aunque se dice que la empresa no podrá determinar exactamente la URL que visitamos.

Cuando instalemos y usemos el navegador por primera vez o lo actualicemos, se enviarán a Google los números de versión del mismo, idioma, etc., igualmente si optamos por habilitar el envío de informe de estadísticas podrían incluirse datos de archivos, servicios que se están ejecutando, aplicaciones que estamos corriendo a la hora en que se produjo el error.

Es decir que Google podría saber qué programas estamos corriendo en nuestra PC, cuánto hace que los estamos corriendo, qué hay en nuestros documentos, etc. Es un espía completo. ¿No hay un antispyware para remover esto? Con razón no corre en GNU/Linux, semejante invasión a la privacidad será un problema a atravesar entre usuarios más conscientes (aunque no tanto: la comunidad del software libre ha demostrado gran docilidad en el presente, por ejemplo, gran cantidad de hackers usan Gmail).

Nuestro historial de navegación es registrado y almacenado en el equipo: se guardan todas las páginas a las cuales accedemos, una lista de direcciones de IP a las que se enlazó desde esas páginas, se guarda un índice para buscar las páginas web a las cuales ya accedimos, salvo las https (seguras), se guardan pequeñas capturas de pantalla de las páginas que más visitamos, las cookies que insertan los sitios Web, y un historial de las descargas que hicimos desde las páginas. Todo este registro se puede eliminar e incluso podemos navegar de incógnito.

Cuando configuremos el navegador, Chrome guardará esta información aunque el modo incógnito esté habilitado.

El recordar contraseñas no está habilitado de forma predeterminada.

¿Para qué utiliza Google la información? Dice que la utiliza para mejorar otros servicios de Google, además de Chrome.

Si tenemos alguna duda, podemos escribir una carta a "Privacy Matters", con domicilio en " 1600 Amphitheatre Parkway", "Mountain View CA 94043 (USA)", dirigida Google Inc.

"Privacy Matters"... ¿se dan cuenta que la privacidad importa mucho... a Google?

Para finalizar: si existe algo bueno en toda esta movida... salió un navegador derivado de Chromium llamado Iron, que desactiva por defecto la transmisión de información de uso hacia Google. Si bien es algo bueno a primera vista (porque protege nuestra privacidad), quizá no sea nada bueno colaborar con proyectos que terminan engrandeciendo el poder de Google.


Por Marcos el 23/12/2008

Historias relacionadas

Volver al inicio